Blog

open-hackintosh

¿Cómo armarse un hackintosh?

Hubo una época en la que la afición de montarse un “hackintosh” estaba a la orden del día entre cierta comunidad de usuarios. Quizás se acuerden de Psystar, esa empresa que se atrevió a venderlos ya montados y con OS X instalado y que sufrió la cólera de los abogados de Apple. De ahí salió todo un gremio de montadores de hackintosh, aunque con los años ha llamado cada vez menos la atención.Pero el CEO de Oculus VR, con lo que dijo acerca de que los Mac no soportan las Oculus Rift porque no son lo suficientemente buenos para ello, ha desviado de nuevo algo de atención hacia el fenómeno: los Mac son potentes, pero no para jugar. ¿Es posible montar un PC por piezas que pueda considerarse adecuado para los gamers? Repasemos todo lo que hay que saber para hacerlo.
   

La aventura del hackintosh: consideraciones previas

Lo primero que hay que saber es que, en términos oficiales, estamos quebrantando la licencia de uso de OS X. No tendremos garantía ni soporte oficial, así que todo lo que intentes hacer lo vas a hacer dependiendo de foros de usuarios que han intentado hacer lo mismo. Nada de llamar a Apple.
Nunca conseguiremos un Mac plenamente funcional y “perfecto” con un hackintosh, pero nos podemos acercar mucho a ello.
También hay otra verdad absoluta en cuanto a montar un hackintosh: puedes instalar OS X en cualquier PC con algunas herramientas adicionales para que detecte el sistema, pero nunca conseguirás que funcione todo con el mismo rendimiento que en un Mac original. Apple es muy celosa con OS X, y optimiza el sistema sólo para los componentes que utiliza en su gama de ordenadores. ¿Para qué preocuparse de otros si no los utiliza?. Sabiendo esto, la conclusión que todo aquél que quiera lanzarse a la aventura de montar un hackintosh debe tomar es que debe escoger bien los componentes que va a utilizar y debe mentalizarse de que siempre puede haber algo que falle.
 

Hardware: no todos los componentes sirven

maxresdefault
Una cosa es montar un PC al que le instalaremos Windows por piezas, y otra muy diferente es montar un hackintosh. Apple no reconoce todos los componentes que se venden hoy en día, así que aunque no sea algo demasiado específico hay que tener en cuenta ciertas “reglas”.
Siempre habrá algún detalle forzado o alguna característica de OS X que no terminará de funcionar
El procesador, por ejemplo, debe ser Intel ya que Apple sólo utiliza esa marca. Nada de AMD. Las placas base deben de tener funciones de reposo nativas, y si queremos resoluciones superiores a los 1080p a 60Hz tendremos que equipar obligatoriamente uno o más puertos DisplayPort. Además, características de OS X como Continuity (que nos permite continuar tareas saltando de un dispositivo a otro), no funcionan. Obviamente hay exigencias mucho más relajadas a la hora de elegir componentes como el teclado o el ratón, pero lo mejor que podemos hacer es buscar listas de componentes que han sido probados por la comunidad. En tonymacx86 tenemos listas hasta para configuraciones personalizadas de hackintosh, por si queremos montar una minitorre o una caja grande centrada en ser potente. Mostremos un par de configuraciones de ejemplo, para tener una visión general y ver cómo puede cambiar el presupuesto dependiendo del hackintosh que montemos. Miremos primero una configuración asequible, con los componentes mínimos pensados para caber en una torre Mini-ATX:
 
  • Board Gigabyte GA-H97N-WiFi
  • Disipador Thermaltake Slim X3
  • Memoria RAM Crucial Budget de 8 GB
  • Procesador Intel Core i3 4360
  • Disco SSD Samsung 850 EVO 120 GB
  • Caja Apex MI-008 con fuente de alimentación Apex-MI-008
  • Adaptador Wifi N TP-Link PCI-Express
 
Sí, es una configuración muy básica, pero, si sumamos podemos tener un hackintosh a un precio considerable. El Mac más barato de Apple, el Mac mini, cuesta casi lo mismo y sus especificaciones incluyen la mitad de memoria RAM y un disco duro mecánico. Y sin posibilidades de ampliación. Pero supongamos que quieres un hackintosh potente. Algo para jugar sin ningún problema, algo que te dure años. Muy bien, pues prepara la tarjeta de crédito que allá vamos:
 
  • Board Gigabyte GA-Z97X-UD7-TH.
  • Procesador Core i7-4790K o inclusive el i7-6700k si se tiene el presupuesto.
  • Tarjeta gráfica EVGA GT 730.
  • Memoria RAM Crucial Ballistix Tactical de 32 GB.
  • Disco SSD Samsung 850 EVO 250GB.
  • Fuente de alimentación Corsair RM 650 Watt.
  • Caja Corsair Carbide 500R.
  • Adaptador a Wifi N TP-Link PCI Express.
 
Aquí armamos un equipo mucho más potente, pero volvemos a repetir lo mismo: un Mac original con esa configuración se nos va el doble tranquilamente. Es decir: cuanto más potente es el hackintosh que quieres montar, más grande es la diferencia de precio.
 

Software: “engañando” a OS X con drivers adicionales

Desktop
Una vez tienes la máquina montada y lista, llega la hora de instalar OS X El Capitan en ella. Y como seguramente ya temías, no es algo que se pueda hacer directamente. La buena noticia es que hay herramientas para poder hacerlo sin demasiadas complicaciones, como por ejemplo UniBeast. La idea es que primero nos descarguemos una copia de OS X El Capitan desde la Mac App Store utilizando algún Mac (es completamente gratuito, sólo necesitamos una cuenta de Apple para descargarla), y luego usemos el archivo de instalación descargado para generar una unidad USB arrancable que usaremos en el hackintosh.
Hay que modificar ciertos parámetros en la BIOS del ordenador y además hay que descargar OS X El Capitán utilizando un Mac auténtico
Antes de dar ese paso también tendremos que tener en cuenta la configuración de la BIOS del ordenador, para asegurarnos de que haya la menor cantidad posible de incompatibilidades con OS X. En la web tonymacx86 tienen ejemplos de configuraciones de las boardsGigabyte, ASUS y MSI. Una vez hayamos repasado esas configuraciones, podremos conectar el USB arrancable que hemos generado e instalar OS X El Capitan.   ¿Hemos terminado? Ni mucho menos. Nuestro hackintosh está lleno de componentes que Apple no utiliza en sus Macs, y que por lo tanto no sabe utilizar sin sus drivers correspondientes. Para empeorarlo OS X tiene las controladoras directamente integradas en el núcleo del sistema, no es algo que se pueda instalar y quitar de la misma forma que las controladoras de Windows. La solución es utilizar una aplicación como MultiBeast, pensada para instalarse en un hackintosh recién creado e instalar los drivers que falten de los componentes que hemos utilizado. E insistimos: nunca tendremos un Mac perfecto, siempre habrá alguna que otra aspereza que habría que pulir… si se puede pulir. Fallos comunes en los hackintosh recién montados son puertos HDMI que no funcionan o el servicio iMessage que no se activa correctamente.
A grandes rasgos, montar un hackintosh no es para nada imposible. Hay que vigilar mucho más los componentes que elegimos para montar el ordenador y la instalación del sistema es algo más complicada, pero para mala noticia de Apple no es un proceso que requiera altos estudios de ingeniería.
 

Algunas webs para montar hackintosh

Hay bastantes páginas web con recursos y tutoriales para poder montar un hackintosh. Presten especial atención a la antigüedad de su contenido, ya que cuanto más reciente sea más fiable será.
 
  • Hackintosh.com es quizás la primera web a la que deberíamos ir todos, ya que incluye infinidad de enlaces hacia otras webs especializadas en la creación de un hackintosh.
  • Tonymacx86 es quizás la web más completa que he visto, con guías para montar ordenadores que se actualizan cada mes.
  • OSXArena tiene guías, listas de componentes compatibles y descargas de software para poder montar un hackintosh en condiciones.
  • Aunque algo antigua, la wiki de osx86project tiene una buena cantidad de información catalogada respecto a la instalación de OS X en un PC.
  • MacBreaker cuenta con tutoriales que van más allá de la creación de un hackintosh, además también aprenderemos algunos conceptos básicos de OS X para aquellos que llevan toda la vida usando Windows.
  • Hackintosh.zone tiene un catálogo de componentes para montar un hackintosh e incluso enlaces de compra directos.
 
Para terminar, el proceso es un poco tedioso, pero sin duda es una alternativa que vale la pena para los que no quieran gastar tanto dinero en un Mac original. Si se quieren evitar la fatiga, en Clones y Periféricos tenemos hackintosh ya configurados para que lo único que hagas sea disfrutar de tu propio mac a mitad de precio.